Nuestros Servicios

El temazcal inicia con una plática introductoria del guía quien contesta preguntas o dudas y ofrece un saludo alrededor del fuego. Tras una pequeña ceremonia de limpia con el copal y hierbas aromáticas, los integrantes entran al temazcal y se sientan alrededor de las piedras calentadas al rojo vivo en plena obscuridad. Los aromas de hierbas y copal armonizan la mente, purifican el cuerpo y elevan el espíritu para dar espacio hacia la desintegración de malas energías y depuración de las intenciones.

Una vez todos estén adentro, el agua convierte el fuego de las piedras en vapor. La aparición del calor húmedo marca el inicio del trabajo del guía temazcalero, quien apoyado con hierbas aromáticas, barro, miel, sábila y tés refrescantes, hace cuatro intervalos. El calor va aumentando, relajando el cuerpo y aumentando la sensibilidad. Cada vez que se abre la puerta del temazcal, se invoca los poderes curativos con palabras, cantos e instrumentos musicales. Cada uno de los cuatro tiempos está dedicado a diferente sanación: del cuerpo en su relación con la Tierra, de las emociones en su relación con el Agua, del pensamiento en su relación con el Aire, de la fuerza y el poder en su relación con el Fuego.

En cualquier momento se puede abandonar el círculo del Temazcal, expresar libremente necesidades o expectativas, solicitar al guía que aumente o reduzca el calor.

Un temazcal ha sido, es y debe ser un espacio de sensaciones positivas, de una experiencia íntima compartida entre amigos, de energías curativas para el cuerpo y liberadoras para el espíritu, en un ambiente a la vez cómodo y disciplinado, espontáneo y concentrado, relajado, sano y seguro. Terminando el temazcal es recomendable enjuagarse en agua fría, tomar frutas frescas de la temporada y agua para una mejor purificación. La duración de temazcal, dado su carácter interactivo y grupal, dura aproximadamente una hora y media. El tiempo cobra otro sentido, se abre el espacio de la compresión y el compartir desde la convivencia, la meditación y la reflexión.

Por alcanzar temperaturas más altas que las del cuerpo humano, no es recomendable para personas con problemas de corazón, marcapasos, hipertensos, diabéticos y mujeres embarazadas. Se hacen temazcales especiales para personas con ciertas limitaciones y para niños aunque siempre pueden participar en primer tiempo de la sesión normal.

Antes de ingresar a nuestro Temazcal te hacemos las siguientes recomendaciones:

(998) 168 8252 / (998) 147 5723 | temazcal@temazcalcancun.mx | Carr. Cancún-Mérida Km 302. Calle Flamboyan 8, El Ramonal

Desarrollo Web por Fuzion3